Nueva tecnologia de energia solar

Esta nueva tecnologia de energia solar permite concentrar la energía hasta 2.000 veces más que la obtenida del Sol. Un equipo formado por científicos de IBM Research, Airlight Energy y la Universidad ETH de Zürich está desarrollando un nuevo y revolucionario sistema fotovoltaico que representa un importante avance en este tipo de tecnologías.

Su funcionamiento se basa en chips fotovoltaicos de un centímetro cuadrado, instalados en una serie de espejos que forman un plato parabólico, esta especie de radar es móvil, de manera que puede orientarse en la dirección ideal para recibir la energia solar.

Uno de los científicos del IBM Research explicó que la energía que nos regala el Sol diariamente es gigantesca, unos 85.000 tetravatios son absorbidos por la tierra y los océanos cada día. Si fuéramos lo suficientemente eficientes al recolectar tan sólo una pequeña parte de esa energía, el uso de los combustibles fósiles y la energía nuclear quedarían en el olvido definitivamente.

Hoy en día se han logrado grandes avances en la tecnología solar, pero las granjas solares siguen siendo muy costosas, son poco eficientes y requieren de grandes esfuerzos para su mantenimiento.

Esta nueva tecnología ha sido bautizada como HCPVT por sus siglas en ingles “High Concentration PhotoVoltaic Thermal” o “alta concentración fotovoltaica termal”. Es un sistema fotovoltaico barato y eficiente, que además de generar energia verde es capaz de producir agua potable.

El dispositivo es capaz de concentrar la energía de dos mil soles, aunque en esta etapa de desarrollo ese valor se encuentra en la mitad. Cada chip puede generar entre 200 y 250 vatios, cada uno de los platos del dispositivo utiliza alrededor de 100 chips, aumentando la conversión de energía a 25 kilovatios cada uno.

La clave fue la aplicación de un sistema de refrigeración microfluídica, una tecnología que esta en desarrollo hace algunos años y que IBM ya utilizó en algunos proyectos como el superordenador Aquasar. De esta forma se pudo evitar que los chips sufrieran las altas temperaturas, lo que allanó el camino hacia una alta eficiencia energética, mucho mayor a la conocida hasta ahora.

Con un 80 % de eficiencia de conversión, un costo de instalación inferior a los 250 dólares por metro cuadrado y menos de diez centavos por kilovatio/hora y la posibilidad de adaptar el sistema para que funcione como aire acondicionado o como potabilizador de agua, generando unos 30 o 40 litros diarios; es por mucho superior a todo lo que se conoce en la actualidad sobre energía solar y paneles solares.

La Comisión Suiza de Tecnología ya ha dispuesto un presupuesto de 2,4 millones de dólares para este proyecto, se planea realizar una serie de pruebas en distintas regiones, entre las que se incluyen Europa, America del Sur y África.

Participa, comenta, opina, discute y diviertete

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *