Beneficios del transporte publico en ecologia

Es obvio que en ecologia, los beneficios del transporte público son muchos. La contaminación que las ciudades generan puede reducirse en gran medida si millones de ciudadanos dejaran el coche en sus casas y usaran más el transporte publico.

El autobús es ideal para el transporte urbano. Es cierto que son vehículos propulsados por combustible fósil y que por lo tanto contaminan, pero en estos últimos tiempos se le esta dando un fuerte impulso a los autobuses eléctricos o híbridos, y gracias a las nuevas tecnologías se ha logrado fabricar autobuses que minimizan la contaminación ambiental.

El valor económico y social de las redes de autobuses en áreas metropolitanas

En un reciente estudio científico realizado en varias ciudades del Reino Unido, se ha demostrado el alto impacto positivo del uso del autobús, no sólo para la ecología y el medio ambiente sino también para la economía, la salud de la población y la sociedad.

El documento, titulado “El valor económico y social de las redes de autobuses en áreas metropolitanas” (The economic and social value of bus networks in the metropolitan areas ), asegura que una mayor inversión en las redes de autobuses urbanos daría como resultado una descongestión de vehículos, una fuerte reducción de la contaminación y de accidentes de tránsito, además de que impulsaría el desarrollo de zonas sensibles al bienestar social, áreas tan diversas como la economía, la salud, el ocio o la participación social.

Grandes beneficios de la masificación del transporte publico

Resulta evidente que la masificación del transporte público trae grandes beneficios a la ecologia y contribuye en el cuidado del medio ambiente reduciendo la contaminación, pero también representa una herramienta útil para implementar políticas sociales, conectando a las personas con los lugares que visitan habitualmente.

La facilidad de acceso a los lugares de trabajo significa un gran ahorro económico, tanto en lo individual como en lo social. La productividad aumenta y se ahorra dinero, la contaminación que de otra manera generaría ese trabajador cada vez que se moviliza hasta su lugar de trabajo desaparecería.

Es necesario que el uso de transporte público se masifique, pero para lograr esto hace falta una fuerte inversión por parte de los gobiernos y las empresas de transporte. Un esfuerzo cuyos resultados prometen mucho, y que requiere un compromiso de diversas áreas de la sociedad.
+
El transporte público debe ser seguro, confiable y eficiente. Para que las personas elijan usarlo debe ofrecer un servicio más que aceptable, debe ser cómodo, práctico y ofrecer calidad. De esta forma es posible lograr un cambio de costumbres en la población. Es conveniente para todos, incluyendo a nuestro querido planeta Tierra y todos los seres vivos que lo habitan.

Participa, comenta, opina, discute y diviertete

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *